Atención al cliente
+34 913 67 09 92
Contacta
Atención al cliente+34 913 67 09 92
Síguenos
kv_logo_on_a_wall_2_1600x640original

Bosch amplía su negocio de semiconductores con chips de carburo de silicio

Bosch, la célebre multinacional alemana de ingeniería y tecnología, está haciendo grandes movimientos para reforzar su negocio de semiconductores invirtiendo más de 1.500 millones de dólares en la adquisición de los activos de TSI Semiconductors. Con sede en Roseville (California), TSI Semiconductors es un fabricante de chips estadounidense especializado en la producción de circuitos integrados para aplicaciones específicas (ASIC) utilizados en diversos sectores, como la movilidad, las telecomunicaciones, la energía y las ciencias de la vida.

Con esta adquisición, Bosch pretende ampliar su cartera de chips de carburo de silicio (SiC), muy demandados debido a la creciente popularidad de los vehículos eléctricos (VE) y a la acelerada tendencia hacia la electromovilidad en todo el mundo. En concreto, los chips de SiC consumen hasta un 50% menos de energía que los basados en silicio, lo que permite a los VE recorrer distancias más largas y recargarse más rápido. Como se espera que el mercado mundial de chips de SiC crezca una media del 30% anual, la inversión de Bosch en los activos de TSI Semiconductors ayudará a la empresa a satisfacer la creciente demanda de estos semiconductores especializados.

La inversión de Bosch en los activos de TSI Semiconductors implica la modernización de las instalaciones de fabricación con técnicas de vanguardia y la transición al uso de obleas de 200 milímetros basadas en SiC para la producción de chips. La nueva planta de Roseville tendrá unos 10.000 metros cuadrados de espacio de sala limpia y empezará a producir los primeros chips de SiC en obleas de 200 milímetros en 2026, después de una fase de reequipamiento. Además, Bosch ampliará el tamaño de sus instalaciones de sala limpia en Reutlingen de unos 35.000 a más de 44.000 metros cuadrados hasta finales de 2025.

La expansión del negocio de semiconductores de Bosch forma parte de los esfuerzos más amplios de la empresa para avanzar en la movilidad sostenible y promover un futuro neutro en carbono. A medida que aumenta la demanda de vehículos eléctricos, también aumenta la necesidad de chips más eficientes y potentes que puedan ayudar a estos vehículos a viajar más lejos y cargarse más rápido. La inversión de Bosch en los activos de TSI Semiconductors ayudará a la empresa a satisfacer la creciente demanda de chips SiC y a reforzar su red mundial de fabricantes de semiconductores.

La adquisición de los activos de TSI Semiconductors está sujeta a la aprobación de las autoridades reguladoras, y ni Bosch ni TSI Semiconductors han hecho pública ninguna información financiera. Sin embargo, la inversión se verá muy influida por las oportunidades financieras federales que ofrece la Ley CHIPS y la Ley de Ciencia, así como por el potencial de desarrollo económico del estado californiano.

En conclusión, la ampliación del negocio de semiconductores de Bosch con chips de SiC es un desarrollo significativo que se espera que beneficie tanto a la empresa como al mercado más amplio de los VE y de otras tecnologías sostenibles. A medida que Bosch sigue invirtiendo en el desarrollo y la producción en serie de chips SiC, se está posicionando como líder en el campo de la electromovilidad y la tecnología sostenible.

REQUEST FOR A QUOTE