Atención al cliente
+34 913 67 09 92
Contacta
Atención al cliente+34 913 67 09 92
Síguenos
IDC_smart_home

Pronóstico sombrío para los hogares inteligentes

En un reciente estudio realizado por International Data Corp (IDC), se ha previsto que los envíos mundiales de dispositivos domésticos inteligentes se enfrentarán a un año difícil en 2023, experimentando un descenso del 1,8%. Según el estudio, este descenso puede atribuirse a la débil demanda de los clientes y a la actual inestabilidad económica.

Las noticias preocupantes no acaban ahí. IDC prevé que el declive del mercado se mantendrá hasta 2024, antes de experimentar un retorno gradual al crecimiento, que se extenderá hasta 2027. Para entonces, se calcula que los envíos de dispositivos domésticos inteligentes alcanzarán la considerable cifra de 1.100 millones de unidades.

Jitesh Ubrani, director de investigación de Mobility and Consumer Device Trackers de IDC, señaló que, aunque algunos segmentos han mostrado crecimiento, el mercado en general se ha estancado en gran medida debido a la falta de actualizaciones significativas entre las sucesivas generaciones de dispositivos. Incluso con la introducción del estándar Matter, que promete una mayor facilidad de uso, no ha sido suficiente para estimular la demanda.

Entre las distintas categorías de dispositivos domésticos inteligentes, se espera que los altavoces inteligentes y los dispositivos de entretenimiento de vídeo en red experimenten los descensos más significativos, según las previsiones de IDC. Afortunadamente, se prevé que otros sectores como la iluminación, los termostatos y los dispositivos de vigilancia y seguridad del hogar experimenten un crecimiento sustancial en los próximos cinco años. Este crecimiento se verá impulsado por la creciente concienciación de los consumidores y la aparición de nuevos mercados, según IDC.

Adam Wright, director de investigación de dispositivos inteligentes para el hogar y la oficina de IDC, ha declarado: “El mercado mundial de los hogares inteligentes está experimentando un crecimiento desigual, con algunas regiones superando a otras. En los mercados más maduros, como el estadounidense, las elevadas tasas de instalación de dispositivos, junto con problemas de infrautilización, interrupciones continuas de la cadena de suministro, retos logísticos, inflación galopante y deuda récord en tarjetas de crédito, han afectado negativamente al crecimiento del mercado en 2022 y el primer semestre de 2023. Se espera que estos factores sigan ejerciendo una presión a la baja sobre el mercado en un futuro previsible.

REQUEST FOR A QUOTE